El empuje de la “sidra sobre la madre” y el éxito de la campaña “Sidra frente al cáncer” impulsan el consumo de este sello de calidad, del que forman parte los llagares Sidra Trabanco, Muñiz, Peñón y Foncueva.

La sidra de Manzana Seleccionada, sello de calidad del que forman parte los llagares Sidra Trabanco, Peñón, Foncueva y Muñiz; estrena la cosecha 2015 superando todas las expectativas. Desde su presentación oficial, celebrada en Gijón el 10 de mayo, la sidra de Manzana Seleccionada ha registrado un incremento de ventas de un 10% respecto al mismo periodo del año pasado.

Este incremento de ventas se debe a dos factores, principalmente. El primero es la gran acogida que está teniendo en el mercado la “sidra sobre la madre”, una iniciativa desarrollada por Manzana Seleccionada para recuperar la tradición de que estrenar la cosecha con una sidra joven, que aún no se ha trasegado y que reposa sobre sus propias lías de fermentación.

El segundo factor, según explican los llagares de Manzana Seleccionada, es el empuje de la campaña “Sidra frente al cáncer”, organizada en colaboración con la Fundación Sandra Ibarra de Solidaridad frente al Cáncer.

Gracias a esta campaña, cada botella de la sidra sobre la madre de Manzana Seleccionada está contribuyendo a financiar proyectos de investigación frente al cáncer, gracias a la aportación que este sello hará en función del volumen de ventas obtenido en toda España.

“Sidra frente al cáncer” está teniendo una gran acogida, tanto en Asturias como en el resto de España. De ahí que los llagares de Manzana Seleccionada hayan decidido mantenerla durante este mes de julio, con el objetivo de seguir aumentando fondos destinados a proyectos de investigación relacionados con el cáncer.

“Estamos muy satisfechos con la acogida de la nueva cosecha. Está siendo un muy buen año, y prueba de ello son los datos de ventas. Además, el hecho de que hayamos crecido un 10% de mayo a junio tiene un significado muy especial, ya que este crecimiento va directamente vinculado al aumento de fondos para la investigación sobre el cáncer”, apunta José Manuel Riestra, presidente de sidra de Manzana Seleccionada.

Producción al alza

La de este año es la cosecha número 15 que la sidra de Manzana Seleccionada pone en el mercado. Las previsiones pasan por incrementar ligeramente la producción registrada en la cosecha 2014 (comercializada en 2015), cuando se calificaron 1.175.000 litros y salieron al mercado en torno a 1.680.000 botellas certificadas.

Con respecto a la cosecha 2015 (la que ahora está en el mercado), se han celebrado ya las dos primeras mesas de cata. La primera tuvo lugar en el mes de abril en El Forno (Pola de Siero) y la segunda se acaba de celebrar en la sidrería La Pámpana, de Gijón. En estas dos mesas de cata, se calificaron 774.500 litros, lo que implica la salida al mercado de en torno a 1.107.000 botellas certificadas.

“Esta cifra nos confirma que este será un buen año de sidra de selección. Hay que tener en cuenta, además, que el grueso del consumo se concentra a partir de ahora, en los meses de verano. De ahí la importancia de que, antes del mes de julio, hayamos superado ya el millón de botellas calificadas”, apunta José Manuel Riestra.