La nueva cosecha 2015 de sidra de Manzana Seleccionada se lanza en toda España con la campaña “Sidra frente al cáncer”, en colaboración con la Fundación Sandra Ibarra. Se une así el disfrute de la sidra de selección al avance de la investigación sobre el cáncer

Cartel Sidra frente al Cáncer

La sidra de Manzana Seleccionada, sello de calidad del que forman parte los llagares Sidra Trabanco, Peñón, Foncueva y Muñiz, ha presentado hoy en Gijón la nueva cosecha 2015.

Desde hoy, se pondrán en el mercado en torno a 1.500.000 botellas de esta sidra, que se diferencia en dos aspectos: la apuesta por la manzana asturiana y la calidad controlada y certificada en todos sus procesos, incluyendo una cata final en la que la sidra debe superar el notable para conseguir la contra-etiqueta de esta marca.

Sidra frente al cáncer

La cosecha 2015 presentada hoy será, sin duda alguna, la más solidaria. Coincidiendo con su estreno, se pone en marcha la campaña “Sidra frente al cáncer”, desarrollada por Sidra de Manzana Seleccionada en colaboración con la Fundación Sandra Ibarra de Solidaridad Frente al Cáncer.

Gracias a esta campaña, cada botella de la sidra sobre la madre de Manzana Seleccionada que se consuma en toda España estará contribuyendo a financiar proyectos de investigación frente al cáncer. Así, la sidra de Manzana Seleccionada destinará una parte de las ventas nacionales del estreno de la nueva cosecha 2015 a proyectos amparados por la Fundación Sandra Ibarra.

“Todos sabemos lo que implica el cáncer y lo importante que es seguir investigando para conseguir que se cure. Así nace esta campaña, en la que cobra más sentido que nunca disfrutar de la nueva sidra de selección, sabiendo que con cada botella estamos contribuyendo a la investigación frente al cáncer”, explica José Manuel Riestra, presidente de la sidra de Manzana Seleccionada.

Sidra sobre la madre

La sidra que se estrena hoy es muy especial. Y no sólo por ser solidaria… también por sus características. Es la llamada “sidra sobre la madre”, que sólo se puede disfrutar en esta época del año, en las primeras semanas de la nueva cosecha.

Esta es una sidra sin trasegar, que reposa sobre sus propias lías de fermentación, y que se distingue por su carácter especialmente afrutado. Una sidra “tierna”, que dirían los catadores más avezados.

Los llagares de Manzana Seleccionada recuperan así la tradición de la “sidra sobre la madre”, una sidra muy valorada por nuestros antepasados y habitual en los meses de primavera.

Desde el año 2000, apostando por la manzana asturiana

La que hoy se presenta es la cosecha número 15 de sidra de Manzana Seleccionada, un proyecto impulsado por Sidra Trabanco, Sidra Peñón, Sidra Muñiz y Sidra Foncueva y que tiene el objetivo de contribuir al desarrollo del sector de la manzana de sidra en Asturias, apostando por variedades tradicionales y cosechadas en el Principado.

De hecho, la sidra de Manzana Seleccionada trabaja en la recuperación de variedades tradicionales de manzana, que estaban en riesgo de extinción y que tanto aportaron (y, ahora, seguirán aportando) a la sidra elaborada en Asturias.

El segundo gran objetivo de la sidra de Manzana Seleccionada es impulsar la cultura de calidad en el sector. Esta es una iniciativa que cuenta con un reglamento de uso, auditado cada año por la compañía Bureau Veritas Certification y cuyo último control es una mesa de cata, en la que sólo la sidra que supera el notable obtiene la contra-etiqueta que identifica a esta marca.

“En estos quince años, nos hemos ido consolidando como una marca de referencia en calidad y saber hacer. Si hay algo que nos dicen los consumidores es que la sidra de Manzana Seleccionada está siempre buena y que su principal valor es precisamente ese: ser una garantía de calidad en la sidra. Seguiremos trabajando para que sea así por muchos años más”, explica José Manuel Riestra, presidente de la Sidra de Manzana Seleccionada.

A su consolidación en Asturias, le sigue el crecimiento en mercados nacionales e internacionales. La sidra de Manzana Seleccionada está siendo también un referente de calidad en otras zonas de España y, poco a poco, va consiguiendo relevancia en otros países, como Estados Unidos, Alemania o incluso Rusia.