Estrenamos la serie “Xente d´Escoyeta” con un auténticu caballeru de la sidra. Güei, recordamos a don Luis Foncueva. Ye’l nuesu humilde homenaxe a quien tantu enseñónos en vida y un agradecimientu al gran mandáu qu’entá güei ta presente nel mundu de la sidra. De siguío, recuperamos, vierbu a vierbu, una de les sos últimes entrevistes. Remontamos a mayu de 2006. Más de diez año dempués, les sos reflexones siguen de plena actualidá.

 

Luis Foncueva, en su llagar Sidra Foncueva de sidra de Manzana Seleccionada

Luis Foncueva, nel so llagar Sidra Foncueva (semeya de 2006)

Foi aprosimao en 1890 cuando’l güelu de Luis, Don Manuel Vega, fundó’l llagar que llegó hasta los nuesos díes. Asitiáu en San Román, Sariegu, el llagar foi un negociu básicu pa la economía familiar, calando ente los fíos de Don Manuel, quien siguieron la tradición del padre, inclusive produciendo sidra n’otres localidaes asturianes como Nava.

La sidra fabricada nel llagar foi camudando de nome en función de la decisión del xerente en cada momentu, siendo la so última marca hasta los años sesenta Sidra Luis. Nesi momentu, el llagar caltúvose unos años inactivu, hasta que Luis Foncueva retomó l’actividá en 1974, en contra la opinión de la familia y arriesgando el so patrimoniu nel enfotu.

– ¿Cómo fueron los entamos naquellos primeros años?

– Como en tou negociu qu’empieza, fueron bien duros. Yera la dómina del “cubalibre” y la sidra perdiera enforma terrenal ente’l gran públicu. Amás, les inversiones nun principiu yeren grandes y la producción pequena. De primeres, namá sirvía a los veceros de Villaviciosa y tenía que faeme un buecu.

– ¿Cómo llograsti dar el saltu a les meyores sidreríes?

– Pos foi casi por casualidá. Un branu apaeció pequí Luis Canal, propietariu d’una de les más famoses sidreríes de Xixón entós daquella. Enterárase que yo tenía cuatro toneles de sidra bien, pero bien bonos y vinu a probalos. L’home empeñar en mercalos toos, pero yo nun podía vendé-ylos, pos me quedaba ensin sidra pa los demás veceros, asina que-y cisqué 450 pesetes per caxa, cuando’l preciu d’aquella era de 350 pesetes la caxa. Pos l’home chau chau que me mercaba la sidra. A la fin, vendílu 800 caxes, doscientes de cada tonel. L’home aseguróme que vendiendo él la sidra en xunetu en Xixón diba abrir el mercáu… y asina foi. De magar, tolos grandes profesionales de la sidra empezaron a mercame.

– Y, de magar, ente los meyores. ¿Cuesta más llegar o caltenese?

– Caltenese cuesta enforma, y nun depende namá del llagareru. Pa tener un productu de primera, precisamos el remate na sidrería. Una sidra bono mal escanciada, o con mala temperatura, o ensin el tiempu necesariu na botella; nun rinde como debiera. La verdá ye qu’acaldía hai más interés por aprender y conocer la sidra y eso ayuda enforma. Pela nuesa parte, el secretu ta na calidá de la mazana y na llimpieza nel llagar.

– Dempués de 30 años nel negociu, ¿con qué dómina se queda?

– Pos como axusto quiciabes los meyores años viviéronse va diez años, a finales de los años noventa. Vendíase muncha sidra y con marxes razonables. Agora, en 2006, la cosa ta más complicada. Nos postreros 5 años prácticamente nun movimos el preciu de la sidra, pero los costos del llagar sí que s’amonten cada añu. Xube tou: los sueldos, el gasoil, los corchos, les botelles, la mazana.. Lo único que nun xube ye’l marxe del llagareru, que cada vez ta más xustu.

– Hasta apocayá, la sidra vender ensin etiqueta. Agora ye un productu con marca, o con una marca más visible. ¿Cómo valores esti cambéu?

– Cuando se empezar cola etiqueta, muncha xente dicía que nunca s’acostumaríen a la etiqueta, y güei ves una botella ensin etiqueta y “ye raru”. Yá tamos avezaos y ye bonu. Ello ye que creo qu’ayuda a que la xente sepa lo que bebe. D’antiguo, la única forma d’identificar una botella de sidra yera’l cielu la boca y el “corchu”, asina que más d’una vegada vi la mio sidra con otru “corchu” enriba dempués d’abierta. Agora esos trucos yá nun valen. Yá nun se diz aquello de “esti ye bebedor de corchu”, por aquellos que camudando’l corchu colaba cualquier cosa.

El mio compromisu con Sidra d´Escoyeta ye un homenaxe al mio tíu, que siempres tuvo una sidra de categoría escepcional

– Luis Foncueva ta dende’l principiu na Sidra d´Escoyeta, cola so marca Sareganu. ¿Por qué esta marca?

– Ye’l mio pequenu homenaxe a un tíu mio, que tuvo munchos años faciendo sidra en Nava. Tol mundu conocía la so sidra por Sareganu, esto ye, natural de Sariegu. Cuando’l mio tíu dexó l’actividá, yo quixi siguir cola so trayectoria con esta sidra de categoría escepcional.

– ¿Por qué Sidra d´Escoyeta?

– Por calidá. Pa mi, que nun produzo una gran cantidá de sidra, lo primero ye tener una sidra de romper, y pa eso lo fundamental ye la selección de les variedaes que s’utilicen. Hai que garantizar al consumidor esa calidá y eses variedaes. Al mio pensar, tenemos que siguir trabayando n’apolazar les clases de mazana qu’usamos güei. Yo soi de los que cunto que tenemos qu’incorporar dalguna mazana más amargosa na sidra que tamos sacando alantre güei.

– Esto ye, el secretu de la sidra calidable ta na variedá de mazana.

– Non yá na variedá. Hai qu’usar les variedaes correctes, pero amás hai que “pañarlas” nel so momentu xustu, escoyeles bien, ser tremendamente escrupulosos na llimpieza del llagar, etc. Un papel clave tener el provisores. Nel nuesu casu, cuntamos con 80.000 metros cuadraos de pomar propiu que nos garanticen casi tola producción de Sidra d´Escoyeta, pero amás tenemos provisores al traviés de AACOMASI que nos faen enforma casu. Vamos con ellos a ver la mazana, decidimos xuntos cuándo se recueye, cuándo se trai al llagar, etc. Collaboramos al máximu por que’l productu sía’l meyor.

– Vamos, que lo de faer bona sidra nun ye nada senciellu.

– Pos la verdá ye que non, y cada vez ta más complicáu. Agora vamos tener qu’engarrar hasta pola mazana. Anguaño yá tuvimos un par de productores a los que mercábamos al traviés de AACOMASI que nun nos vendieron. Otros llagareros ufiertáron-yos hasta 12 pesetes más nel quilu, asina que nun pudimos llegar. ¡Entá siquier que tenemos pomares propios!

– Pero la bona sidra nun sale namá de la bona mazana…

– De xacíu. Hai munchos más factores que la bona mazana, por eso na Sidra d´Escoyeta non yá tenemos qu’usar una mazana autóctona y de primera calidá, sinón que tenemos que superar una cata d’espertos qu’aprueben la sidra pa poder ser corchada. El restu de coses qu’inflúin nuna bona sidra saber toos, pero yo non te voi esplicar, que si nun vas a saber demasiáu…

Y asina terminamos la tarde con Luis, que cola botella de Sareganu n’alto demuéstranos que nel llagar de Foncueva saben faer una sidra de categoría.