1

El
cultivu

Planiar una pumarada y saber mecer los métodos tradicionales de cultivu y les innovaciones más recientes ye fundamental nuna buena plantación. Amás d’escoyer les variedaes de mazana y apostar poles tradicionales, les que tantos años lleven aportando a una sidra equilibrao n’arumes y sabores.

La innovación ye clave pa baxar la vecería o alternancia biañal, que munchos años condenó a les manzanales asturianes a alternar años de collechona con años d’escasez. Los nuestros llagares apliquen nes sos pumaraes técniques que permiten equilibrar les colleches de mazana y collaboren nesti sentíu colos agricultores homologaos.

Namá plantaciones homologaes

La sidra de Manzana Seleccionada faise namás con mazanes acollechaes n’Asturies, en plantaciones homologaes en base a criterios de calidá, mesmo nel cultivu que na recoyida.

2

La
collecha

De setiembre a avientu, Asturies güel a mazana. Ye la época de pañar. Y llega’l momentu de calcular la recoyida de mazanes. Tien que ser nel so puntu óptimu de maduración. Nin primero nin depués. Y cada variedá tien una maduración propia.

Tolos díes, ensin descansu, los nuestros llagares y los agricultores homologaos pañen les mazanes de sidra, que lleguen a los mazaneros de los llagares pa empezar la mayanza.

Namá manzana asturiana

La sidra de Manzana Seleccionada verifica esti puntu, pa garantizar que la so ellaboración va facese namás con mazana de les variedaes seleccionaes y acollechada en plantaciones homologaes.

3

La
mayanza

La escoyeta de les meyores mazanes ye clave. Asina como la llimpieza. Por eso, los nuestros llagares escueyen a mano les mazanes, que se llaven delles veces con agua enantes de ser partíes.

La “magaya” (la mazana yá partida) llévase a les prenses. Parte d’elles son de madera, llagares centenarios que sacaron lo meyor de miles de millones de mazanes. Y que siguen aportando’l so toque únicu a la primer sidra dulce.

Esta sidra dulce (o “sidra del duernu”, mui rica con castañes) pásase a les pipes, onde va empezar la fermentación

Asina de natural. Asina de tradicional. Ensin aditivos y con muncha implicación y cariñu per parte de los grandes trabayadores que, día a día, dan vida a la mayanza nos nuestros llagares.

Según la tradición

Nesta fase, verifícase que la mayanza se fai según les tradiciones y respetando’l rendimientu afitáu como óptimu pa tener una sidra de calidá.

4

la
fermentación

Espontánea y natural. Asina ye la fermentación de la sidra, un procesu que se fai coles llevadures qu’hai nel llagar.

La fermentación de la sidra tien dos partes: alcohólica y malu-lláctica. Y avanza col arte del llagareru y del so equipu, que preba cada día los zusmios que se van tresformando en sidra, cuidando defectos y potenciando les virtúes.

La sidra de Manzana Seleccionada estrémase, nesti puntu, por presentar al mercáu la “sidra sobre la madre”, que posa sobre les sos propies líes de fermentación y que recupera la tradición de probar la primer sidra del añu. Ye una sidra disponible namás de marzu a mayu, porque ye una sidra mozo, tienro, ensin trasegar.

¿Y qué ye un trasiego? La mezcla ente pipes, el coupage que fai’l llagareru col oxetivu de llograr sidra equilibrao, col toque propiu de cada llagar.

Controles calidable en tol procesu

Na fermentación, fainse analítiques y controles de calidá, pa garantizar que la futura sidra de Manzana Seleccionada cumple los parámetros y requisitos afitaos nel Reglamentu d’Usu.

5

Preba
final

La calidá tien que se midir. Por eso, la sidra de Manzana Seleccionada marca un últimu control enantes de salir al mercáu: una mesa de preba, na que reconocíos prebadores de sidra examinen los llotes presentaos a calificación.

Mírense los aspectos visuales, olfativos y gustativos de la sidra. 7 ye la nota mínima que tien qu’algamar la sidra pa ser calificada y tener la contra-etiqueta qu’identifica a la sidra de Manzana Seleccionada.

6

y a
disfrutar

La sidra de Manzana Seleccionada sal al mercáu, identificada cola contra-etiqueta que marca’l númberu de botella, el llote y el sellu de Bureau Veritas que garantiza qu’esa sidra pasó tolos controles y auditoríes de calidá.

Una sidra de calidá merez un serviciu premium. Como’l que cada día recibe la sidra de selección nes sidreríes y restoranes onde s’echa. Una sidra de calidá, echada a la temperatura adecuao (alredor de 10-12 graos), enfriao n’agua fresco, guardao en buenes condiciones y echada en vasu finu de sidra.

Y, mui importante, bien escanciada. Ye lo qu’estrema y define a la sidra fecho n’Asturies: l’escanciáu, l’arte de romper la sidra na paré del vasu, pa espertar el carbónicu y abrir toles cualidaes d’arumes, cromátiques y gustatives de la sidra.